«Vamos a dejarnos la vida ante Brasil», afirma seleccionador español de fútbol a la AFP

España y Brasil disputan el sábado una final olímpica de fútbol masculino con sabor a Clásico. Ambos equipos han ganado el oro una vez y buscarán su segundo título en Yokohama. Luis de la Fuente, el técnico de la selección española, lateral izquierdo en su época de jugador de aquel Athletic Bilbao de los ochenta que ganó dos ligas españolas, concede, en una entrevista a la AFP, que el rival «es un equipazo».

Aunque después matiza que «Brasil debe pensar lo mismo de nosotros» y avisa que «no vamos a regalar nada y vamos a dejarnos la vida» en la final.

P: ¿Qué sabe de Brasil, el rival de España en la final?

R: Le conocemos bien. Los analistas de nuestro equipo han hecho un trabajo excepcional. Conocemos al detalle a todo el equipo, a todos los jugadores. Como supongo que nos conocerán ellos a nosotros. Hemos visto todos los partidos que han jugado. La parte controlable del fútbol la tenemos dominada. Luego está la otra parte, ya que cuando los jugadores salen al terreno de juego, se pone en marcha el talento, la improvisación, la calidad de los deportistas. Esas son situaciones incontrolables que son la parte más bonita del fútbol.

P: ¿Una de las claves puede ser sujetar al delantero Richarlison, que lleva cinco goles en el torneo?

R: Es uno de los jugadores importantes que tiene Brasil, pero es un equipazo, aunque ellos deben pensar lo mismo del nuestro. La fortaleza de ambos equipos reside en eso, en la sensación de equipo. También está la calidad de los jugadores que en cualquier momento pueden resolver un partido, por lo que a nosotros nos ocupa frenar a esas individualidades. Estoy seguro de que ellos también deben estar preocupados o al menos ocupados por nuestras individualidades. En ese sentido pienso que somos dos equipos muy parecidos.

P: España basa su juego en la posesión del balón, pero Brasil también prefiere tener el balón. ¿Quién ganará ese duelo?

R: Nosotros nos sentimos más cómodos con la posesión del balón, con el dominio y el control del juego, pero también hemos demostrado que somos un equipo que podemos ser versátiles, que tenemos otros registros y que podemos jugar también al contragolpe. Creo que habrá que intentar dominar el partido desde todos los aspectos, crear peligro, ser superiores en los duelos. Una final se gana controlando y dominando todos esos aspectos, así que vamos a intentar minimizar en la medida de nuestras posibilidades las características principales de Brasil y potenciar las nuestras. Me ocupa ser nosotros mismos y estar más fuertes, desarrollar nuestras virtudes.

P: ¿Dónde pueden estar las claves para ganar a Brasil?

R: Siempre dentro del respeto al rival, que tendrá sus momentos, dominará y nos hará sufrir, como no puede ser de otra manera en un equipo del poder que tiene Brasil, se trata de potenciar lo nuestro, de que los futbolistas sean capaces de potenciar todo su talento, sus cualidades y sentirse cómodos en el campo. Lo que más me ocupa es que nuestro futbolista crea y confíe en lo nuestro.

P: ¿Cuáles son las sensaciones de cara al partido? ¿Puede haber una relajación al tener una medalla asegurada?

R: El espíritu de los Juegos Olímpicos, y de cualquier competición, pero especialmente de los Juegos, no invita a pensar en relajación. No me imaginaría al mejor velocista del mundo relajándose cuando llega a una final, cuando puede batir un récord. Eso es impensable en la mentalidad de un deportista. Y en nuestra mentalidad estamos contentos y tranquilos porque hemos logrado algo muy importante, llegar a una final de unos Juegos. Pero esa tranquilidad nos tiene que dar un impulso positivo para buscar el oro. No vamos a regalar nada y vamos a dejarnos la vida. Queremos que todos los españoles se sientan orgullosos de esta selección. Desde la tranquilidad de poner en valor de que hemos hecho algo importante como es llegar a una final, vamos a ir a por todo. Queremos el oro y queremos pelear para tener nuestro mejor día e intentar conseguirlo.

P: ¿Cómo está el ánimo de los jugadores de cara a la final?

R:  Hay un estado de ánimo sobresaliente, están exultantes, tremendamente motivados y deseosos de que llegue un momento como éste en su vida futbolística. Están con la moral por las nubes. Mi trabajo consiste en mantener un equilibrio y que la gente esté expectante, con ganas de vivir este experiencia, lejos de cualquier estrés, sensación o presión negativa, que pueda limitar o minimizar nuestras virtudes. No quiero oír hablar de ello.

psr/dr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *