El infectólogo Eduardo López, asesor del Gobierno en la pandemia, se contagió de COVID en medio de un brote en el Hospital Gutiérrez

El brote comenzó en abril
El brote comenzó en abril

A mediados de abril pasado, el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez vivió una serie de varios días agitados. Por lo menos algo más de lo que ya están acostumbrados a enfrentar en medio de la pandemia: 25 trabajadores, en su mayoría médicos y enfermeros, de la Unidad 9 de Infectología de atención no Covid se contagiaron con la cepa Manaos de coronavirus, una de las variantes más contagiosas del virus.

Según se confirmó, todos los empleados que se infectados habían recibido la vacuna Sputnik V hace más de un mes y pudieron transitar la enfermedad con relativa tranquilidad. Entre los contagiados estuvo el infectólogo Eduardo López, director del Departamento de Medicina del hospital y uno de los asesores del presidente Alberto Fernández desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020.

“Hubo un brote en personal de salud, tanto médicos como enfermeras, afectándose un total de 25. De estos, un grupo grande se enfermaron en pocos días y después se demostró que la cepa era Manaos, que es una cepa de alta transmisibilidad”, confirmó López en diálogo con radio Mitre, quien dijo que los trabajadores afectados volvieron a trabajar.

Por suerte todos los lo individuos estábamos vacunados con la vacuna Sputnik V, dos dosis. Hicimos una evolución benigna y ninguno requirió internación y ya estamos todos volviendo a trabajar”, agregó el médico.

Eduardo López
El médico Eduardo López (Telam)

El brote de coronavirus se dio a conocer después de que se activara el protocolo interno a partir del caso sospechoso de una enfermera que había ido a trabajar con síntomas leves compatibles con el coronavirus. Intervino el área de Epidemiología y el Laboratorio de Virología y a la semana, empezaron a aparecer más casos hasta llegar a los 25.

Pese a la rápida transmisión del virus, en menos de dos semanas el hospital pudo controlar el brote y partir de ahí no hubo más casos. El protocolo funcionó y la cadena de contagios se cortó. Además, debido a la vacuna, los trabajadores evolucionaron favorablemente y de acuerdo con lo que confirmaron las autoridades del sanatorio pediátrico, todos volvieron a sus lugares de trabajo.

Los protocolos dentro de un hospital son más estrictos que en cualquier otro lugar por obvias razones. Antes la detección de un brote se despliega un equipo para detectar más casos y sus posibles contactos. En ese sentido, si se trata de contactos estrechos y además relevar áreas de uso común con otros sectores o grupos del hospital. Finalmente, se le notifica a la autoridad sanitaria local, que en este caso es el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo es cortar con la cadena de transmisibilidad lo antes posible. En este brote les demandó 10 días.

La cepa Manaos

El estado de Amazonas, en el norte de Brasil, es una de las regiones más afectadas por la epidemia de COVID-19 y experimentó dos oleadas de crecimiento exponencial a principios y finales de 2020. Mediante un estudio de epidemiología genómica basado en 250 genomas de SARS-CoV-2 de diferentes municipios de la región muestreados entre marzo de 2020 y enero de 2021 un equipo de trabajo de la Fundación Oswaldo Cruz de Manaos determinó que la primera fase de crecimiento exponencial fue impulsada principalmente por la difusión de la variante B.1.195 que fue reemplazada gradualmente por la B.1.1.28, cuando todavía no se vinculaba a las variantes o linajes con la ciudad de origen sino con el nombre científico del laboratorio.

La segunda ola coincide con la aparición de la variante P.1 o llamada de Manaos que evolucionó a fines de noviembre y reemplazó rápidamente al linaje parental en menos de dos meses.

El médico sanitarista y asesor del gobierno bonaerense, Jorge Rachid, advirtió el mes pasado que la cepa de Manaos es una variante que “ataca, con mayor virulencia, a una franja etaria mucho más numerosa porque es la que va de los 40 a los 65 años”.

En ese sentido, explicó que la cepa de Manaos es una variante “como la inglesa y la de Río de Janeiro que es una mutante que va cambiando proteína de su estructura”.

Seguir leyendo

Por qué la carga viral de la cepa de Manaos es 10 veces mayor en pacientes infectados

Desde Manaos, una familia argentina cuenta cómo vivió el pico de casos por la nueva cepa de COVID-19: “La gente corría para conseguir oxígeno”

Por el avance de la cepa de Manaos, América Latina registró en la última semana récords de contagios y muertes por COVID-19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *