Derrota dulce del Chelsea, en ‘semis’ de Champions por primera vez desde 2014

El Chelsea se clasificó para las semifinales de la Liga de Campeones pese a perder 1-0 con el Oporto en la vuelta de cuartos, haciendo bueno el triunfo por 2-0 de la ida, este martes en partido disputado en Sevilla por las restricciones sanitarias en Portugal.

El internacional iraní Medhi Taremi fue el autor del único tanto portugués, con una espectacular chilena que llegó demasiado tarde (90+4) como para amenazar la clasificación a semifinales de un Chelsea que se enfrentará al vencedor del Liverpool-Real Madrid (triunfo para los españoles en la ida por 3-1).

«Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Fue un combate muy duro, quizás no fue lindo de ver por televisión, pero desde la banda fue un encuentro muy intenso, muy rápido», declaró tras el partido el entrenador de los ‘Blues’ Thomas Tuchel.

El técnico alemán elogió la «fluidez» y la «agresividad» del ataque del Oporto, «pero nos defendimos muy bien y no merecimos encajar el gol».

«Los chicos aguantaron al final. Merecimos ganar al Oporto después de 180 minutos difíciles», insistió.

Pese a que el Oporto necesitaba marcar dos goles (y no recibir ninguno) para al menos forzar los penales, el partido comenzó muy parejo, con los portugueses tratando sin éxito de llegar al arco defendido por Edouard Mendy y con los ‘Blues’ esperando a su rival.

– Oporto sin pegada –

Demasiado poco juego el propuesto por los dos equipos como para mover el marcador en un primer tiempo que acabó sin ningún disparo entre palos.

El Oporto necesitó más de una hora de juego y la entrada de Medhi Taremi para que el internacional iraní probase por primera vez a Mendy, al rematar un centro de Jesús Corona que atajó el arquero francés lanzándose a su izquierda (65).

A falta de un cuarto de hora para el final, el técnico portugués Sergio Conceiçao se jugó sus últimos cartuchos cambiando todo el frente ofensivo, dando entrada al colombiano Luis Díaz, al brasileño Evanilson y a Wilson Manafá.

Pero los ‘Blues’ se mantuvieron ordenados en defensa, pese a los problemas físicos que sufrió al final el veterano central brasileño Thiago Silva, víctima de calambres y el gol de Taremi, con una espectacular chilena, que llegó demasiado tarde como para inquietar a los ingleses.

«Hemos tenido más ocasiones y hemos jugado mejor que nuestro rival, pero nos faltó eficacia en ataque», lamentó el técnico del Oporto Sergio Conceiçao, añadiendo que su equipo «debería haber marcado antes» para haber llegado con la eliminatoria abierta al final.

El Chelsea no se clasificaba para las semifinales de la máxima competición europea de clubes desde 2014, dos años después de haber conquistado por primera vez y única la ‘Champions’.

Un cambio espectacular para un equipo que parecía muerto en enero, cuando el club decidió el despido de Franck Lampard, con el equipo alejado de la cabeza en la Premier League (actualmente es 5º y pelea por clasificarse para la próxima Champions) y parecía sin demasiado futuro en Europa.

jc/mcd/pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *