Comenzó la audiencia contra Salvini por el bloqueo de migrantes en el Open Arms

El exministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini. EFE/EPA/MAURIZIO BRAMBATTI/Archivo
El exministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini. EFE/EPA/MAURIZIO BRAMBATTI/Archivo
(MAURIZIO BRAMBATTI/)

Roma, 9 ene (EFE).- La audiencia preliminar del proceso contra el exministro del Interior italiano y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, por bloquear a más de un centenar de migrantes a bordo del barco Open Arms en agosto de 2019 comenzó hoy en Palermo (Sicilia) con la petición de constitución de las partes civiles.
La fiscalía de Palermo formalizó la acusación de secuestro de personas después de que el Senado retirara la inmunidad a Salvini y es en la audiencia preliminar cuando el juez acepta la presentación de las partes civiles y escucha los motivos de la acusación y la defensa para decidir si abrir o no un proceso.
En agosto de 2019, el entonces ministro del Interior negó el desembarco en la isla de Lampedusa (la isla más al sur de Italia) a 150 migrantes que habían sido rescatados en el mar por el buque de la ONG española, durante 21 días.
En la audiencia de hoy han pedido constituirse como partes civiles 7 de los migrantes retenidos a bordo de la nave, y asociaciones como Legambiente, Arci, Accoglie Rete, Giuristi Democratici, la ONG Ciss, la propia Open Arms, Mediterranea Saving Humans y Cittadinanza Attiva, además del comandante del barco español al que se le impidió atracar, Marc Reig Creus.
Salvini impulsó una férrea política de puertos cerrados a las naves de las organizaciones humanitarias del Mediterráneo central cuando era ministro del Interior, un cargo que perdió en septiembre de 2019 al dinamitar su coalición con el Movimiento Cinco Estrellas.
El Open Arms había rescatado cerca de 150 inmigrantes en aguas del Mediterráneo en varias operaciones en los primeros días de agosto del 2019 y esperaba un puerto europeo para su desembarco, si bien la Italia de Salvini se negaba a concedérselo.
La embarcación humanitaria se negó a poner rumbo a los puertos de Algeciras y Mahón, ofrecidos por las autoridades españolas, dado que estaban demasiado lejos y la travesía se presentaba arriesgada.
Finalmente en la noche del 20 de agosto la Fiscalía permitió el desembarco en Lampedusa de los 83 inmigrantes que quedaban a bordo, pues muchos habían sido evacuados antes por motivos médicos, entre otros, poniendo fin a la odisea.
Esta audiencia preliminar debía haberse celebrado el 12 de diciembre, pero se aplazó hasta hoy a petición de los abogados de Salvini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *