Bruselas hace ensayo general antes de proceso por los atentados de 2016

El enorme proceso por los atentados perpetrados en Bruselas en 2016, que dejaron 32 muertos, tendrá el lunes una especie de ensayo general, con una audiencia procesal que dará la palabra a los abogados de las centenas de víctimas.

El 22 de marzo de ese año, yihadistas de una célula franco-belga protagonizaron ataques con bombas en el aeropuerto Zaventem y en la céntrica estación de metro de Maelbeek. Además de los 32 muertos, los atentados dejaron un saldo de más de 340 personas heridas.

Estos atentados fueron perpetrados por un grupo relacionado directamente con los ataques en París del 13 de noviembre de 2015, que provocaron la muerte de 130 personas. La organización extremista Estado Islámico reivindicó los ataques en Bruselas.

El proceso en la capital belga tendrá una dimensión sin precedentes en el país, por el elevado número de familiares de víctimas y sobrevivientes -que sufrieron heridas físicas o traumas psicológicos- que reclaman una reparación: en total, son 650 demandantes de 32 nacionalidades.

A partir de este lunes, esas personas serán identificadas y registradas durante la audiencia procesal, en una sesión a realizarse en la antigua sede de la OTAN, reconvertida en tribunal, para garantizar el espacio y la seguridad.

Para este lunes los responsables esperan la participación de aproximadamente 1.000 personas.

Las audiencias se realizarán a puerta cerrada y se estima que se extenderán por unas dos semanas. En ese período, los abogados podrán expresar una opinión final sobre la investigación de los jueces de instrucción, y eventualmente cuestionar lo que fiscalía desea para los 13 acusados.

Entre los acusados se destaca Salah Abdeslam, el único integrante aún vivo del comando, detenido en Francia. Ciudadano francés, de 31 años, no estará presente en las audiencias.

Abdeslam es acusado junto a otros siete sospechosos de cometer «asesinatos en un contexto terrorista».

– Una «señal importante» –

También está incluido entre los acusados Usama Atar, actualmente con paradero desconocido aunque autoridades sospechan que pudo haber muerto en Siria.

Atar es considerado un organizador de atentados, al igual que los otros tres que se inmolaron en los ataques, Najim Laachraui y los hermanos Ibrahim y Jalid El Bakraui.

Ese día, dos de los atacantes -uno en el aeropuerto y otro en la estación de metro- optaron por no suicidarse. Se trata de Mohamed Abrini, que por sus imágenes en el aeropuerto pasó a ser llamado «el hombre del sombrero», y Osama Krayem.

Estos dos acusados, además de Abdeslam, Sofien Ayari y Ali El Haddad Asufi, serán también procesados en Francia por los atentados en París en 2015.

La fase central del proceso por los ataques en Bruselas debería comenzar antes de septiembre de 2022.

Una abogada de víctimas y sobrevivientes, Valérie Gérard, dijo a AFP que esperaba que todos los demandantes puedan expresarse sobre los pedidos de la fiscalía.

La propia Gérard perdió a su sobrina de 24 años en la estación de metro de Maelbeek.

En la visión de Guillaume Lys, quien representa a la asociación de víctimas V-Europe, para el proceso estas audiencias son una «señal importante» para «verificar que se ha hecho todo lo posible para encontrar a los culpables».

Entre los acusados, siete se encuentran en prisión preventiva y cinco fueron liberados durante la investigación.

mad/zap/fmi/ahg/me

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *