“La ciudad ideal es aquella que ofrece proximidad y poco estrés”

La arquitectura sostenible gana relevancia y se consolida, por lo que cada día más arquitectos, ingenieros y empresas buscan que sus obras sean verdes y amigables con el medio ambiente. Una realidad con la que Yermys Peña está bien familiarizada desde que hace 20 años iniciara su trayectoria profesional.

—¿Cómo definirías ‘arquitectura sostenible’?

La arquitectura sostenible tiene como objetivo minimizar el impacto ambiental de la obra diseñada y a construir, y crear un compromiso durante todo su ciclo de vida con el entorno. Se basa, principalmente, en utilizar energía renovable y materiales sostenibles, en la conservación del agua y en la calidad ambiental.

—¿Cómo está el nivel de conciencia en RD?

La construcción sostenible es una tendencia que comienza a consolidarse, por lo que cada día más arquitectos, ingenieros y empresas buscan que sus obras sean verdes y amigables con el medio ambiente, ya con mayor formalidad a nivel de certificaciones.

—¿Qué retos tiene la arquitectura sostenible en nuestro país?

A la fecha no contamos a nivel oficial con incentivos reales para las construcciones sostenibles que lleven a que los ciudadanos consideren invertir en este tipo de proyectos y motivar a los desarrolladores a la construcción de casas y edificios sostenibles, como exenciones fiscales, tasas de financiamiento preferenciales para los constructores y propietarios, reducción de impuestos, y otros.

—¿Cuál es el proyecto más sostenible que has llevado a cabo?

Han sido varios, pero el más reciente es el proyecto Vista 311, un edificio corporativo orientado al bienestar de los empleados, conscientes del impacto positivo que tiene el bienestar en el rendimiento profesional de las personas. Es, además, el primer edificio con techos verdes de la ciudad y está en el proceso de certificación Leed Gold, por lo que será el primero en obtener esta calificación en RD.

—Asesoras también a la Alcaldía con “Camina Santo Domingo”, un proyecto de calles peatonales en el polígono central, ¿qué quieren mejorar?

Se trata de un proyecto que va dirigido al desarrollo de un Santo Domingo que busca el bienestar de sus ciudadanos a través de la peatonalización temporal de vías y la recuperación de espacios verdes y públicos. Hablamos de la peatonalización de calles de la ciudad en diferentes sectores, de manera temporal, durante los domingos y días feriados, en horarios limitados, para realizar actividades al aire libre que lleven un beneficio en la salud física y mental de la ciudadanía. Este plan plantea diferentes calles dentro de las tres circunscripciones del Gran Santo Domingo y, además, busca reactivar la economía, ya que los comercios precisan más que nunca de que sus potenciales clientes puedan caminar cerca de sus establecimientos para reactivar sus ventas. En cuanto a la recuperación de espacios verdes y espacios públicos, como arquitecta experta en la práctica de bienestar y sostenibilidad, siempre he defendido el medio ambiente y la necesidad de espacios abiertos, pero ahora existen nuevos acontecimientos que aumentan esta necesidad: la crisis sanitaria requiere los espacios públicos para salir a caminar, recrearnos y tomar aire fresco. En el gran Santo Domingo hay lugares abandonados que pueden recuperarse y parques que pueden intervenirse para devolverlos a la ciudad de forma segura sin incurrir en grandes gastos económicos.

—Si te dejaran ¿qué harías para devolver a la ciudad organización, espacios verdes y movilidad?

Priorizar al peatón, que es realmente quien debe disfrutar de la ciudad. Durante muchas décadas las soluciones de ciudad venían orientadas al automóvil, olvidando que sin carros las personas son más felices.

—¿Cuál es tu ciudad ideal?

Para mí la ciudad ideal es aquella que te ofrece proximidad y menos estrés. Donde la importancia mayor sea el índice de felicidad (World Happiness Report), que ya va por su octavo año, el cual es realizado por la ONU, y está enfocado en bienestar urbano, social y medioambiental en lugar de perseguir alcanzar el PIB (Producto Interno Bruto) que mide la riqueza y el crecimiento económico de los países, pero no indica datos reales sobre el bienestar pues no contempla la distribución y calidad de estos bienes. Entonces mi ciudad ideal es esa que te ofrece calidad de vida, donde llegas y no quieres irte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *