Padres de joven autista golpeado presuntamente por la Policía piden justicia y ayuda

Los padres del adolescente con trastorno del espectro autista, golpeado alegadamente por un agente de la Policía Nacional en Las Caobas, Santo Domingo Oeste, pidieron este lunes que se haga justicia contra el presunto autor de la agresión y también ayuda para costear el tratamiento médico de las lesiones sufridas en sus testículos, por lo cual fue sometido a una cirugía.

Dominga Ortiz y Camilo Enríquez, padres del menor, de 17 años, residentes en el sector Engombe, Santo Domingo Oeste, aseguran que un agente policial le propinó los golpes en medio de un forcejeo el pasado 16, del mes en curso, cuando éste intentaba hacerlo abordar una camioneta de la institución en la que hacían un operativo en la zona supuestamente por no portar mascarilla.

Dominga narra que, de acuerdo a lo explicado por la víctima, se dirigía a donde un primo suyo que reside en Las Caobas a buscar unos tenis que le regalaría, alrededor de las 11:00 de la mañana de la fecha citada, y que fue interceptado por una patrulla motorizada de la Policía que lo intentó detener, y ante su resistencia lo golpearon y dejado tirado en la acera.

Sostiene que el agente, de quien solo dice saber que tiene una mancha en su cara, hizo caso omiso a sus compañeros de labores y vecinos que le decían que no detuviera al joven, porque éste tenía problemas mentales.

Relata que un delivery fue quien lo recogió y lo trasladó a la casa, desde donde debió llevarlo hasta el Hospital Francisco Moscoso Puello, donde fue sometido a una operación por la gran inflamación que tenía en sus genitales, de la cual actualmente se recupera. Sin embargo, se quejan de que las autoridades han hecho nada para que se haga justicia con el agente involucrado en la agresión.

“No tenemos, eso han sido los vecinos que nos han ayudado y nos han traído cositas para que nosotros nos vayamos ayudando con los medicamentos”, sostuvo Dominga al pedir ayuda a quien pueda facilitarle recursos y lamentar que desde que inicio la pandemia no ha podido volver a laboral como empleada doméstica y que el empleo de su esposo Camilo apenas les renta para sobrevivir.

Los interesados en ayudar pueden depositar a la cuenta 1620236052 del Banco de Reservas o comunicarse a los teléfonos 809-751-3711 y 829-937-1668.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *