Ejército británico «recupera control» de un petrolero y detiene a siete sospechosos

El ejército británico detuvo el domingo por la noche a siete sospechosos y «recuperó el control» de un petrolero en el sur de Inglaterra, cuya tripulación había sido amenazada por un grupo de pasajeros clandestinos, anunció el Ministerio de Defensa.

Esta operación militar puso punto y final a la tensión vivida a bordo de la embarcación cerca de la isla británica de Wight.

«En respuesta a una petición de la policía, el Ministerio de Defensa y el Ministerio del Interior autorizaron a los miembros de las fuerzas armadas a que subieran a bordo de la embarcación en la Mancha para garantizar la seguridad de las vidas (de los tripulantes) y de una embarcación que fue objeto de un posible acto de piratería», tuiteó el Ministerio de Defensa.

«El ejército recuperó el control de la embarcación y siete personas fueron detenidas», añadió el Ministerio de Defensa, que precisó que la tripulación se encontraba «sana y salva». «La investigación de la policía continuará».

Según la policía de Hampshire, las fuerzas de seguridad fueron alertadas el domingo por la mañana de la situación preocupante de la tripulación del petrolero Nave Andromeda, que se encontraba a unas seis millas de la isla de Wight, al sur de Inglaterra.

Este cuerpo de policía local recibió informaciones de que pasajeros clandestinos «amenazaron verbalmente» a miembros de la tripulación. Pero el incidente no causó ningún herido, según la policía de Hampshire.

Un miembro del bufete Tatham & Co, que representa a los propietarios de la embarcación, dijo a la BBC que estaba convencido «al 100%» que no se trataba de un intento de piratería, como lo habían asegurado otros medios británicos.

Según la BBC, que citó a una fuente cercana a la empresa propietaria del petrolero, los pasajeros clandestinos, cuya presencia a bordo era conocida por la tripulación desde hacía cierto tiempo, se pusieron violentos y obligaron a sus tripulantes a encerrarse en «la ciudadela» del barco para protegerse.

El petrolero había zarpado a principios de octubre de Nigeria y debía atracar este domingo por la mañana en Southampton, en la costa sur de Gran Bretaña.

spe/eb/mls

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *