Cubano Randy Arozarena sigue haciendo historia en playoffs de las Grandes Ligas

El cubano Randy Arozarena conectó este viernes su hit número 23 de esta postemporada en una derrota de sus Rays de Tampa Bay de 6×2 ante los Dodgers de Los Angeles en la Serie Mundial de béisbol.

Con el bambinazo, el cubano rompió el récord del miembro del Salón de la Fama Derek Jeter (22 con los Yankees en 1996) como el novato con más imparables en una misma postemporada.

Ahora el toletero se puso a tres del récord de todos los tiempos para una postemporada, que está en manos del venezolano Pablo Sandoval (26, Gigantes del 2014), que ya era un veterano.

El estacazo de Arozarena fue en la novena entrada, un jonrón por el jardín izquierdo frente al cerrador Kenley Jansen.

El cuadrangular de Arozarena fue su número ocho de esta postemporada, con el cual empató la marca de la mayor cantidad en la historia para un año de playoffs con Serie Mundial incluida.

Ahora comparte el récord con el dominicano Nelson Cruz (Rangers del 2011), el puertorriqueño Carlos Beltrán (Astros del 2004) y Barry Bonds (Gigantes del 2002).

También, Arozarena estableció otra marca en la historia de postemporada, al llegar a un total de 52 bases recorridas con sus batazos. La marca anterior era de David Freese, quien tuvo 50 por los Cardenales de St. Louis cuando le ganaron en la Serie Mundial a los Rangers de Texas en el 2011.

Arozarena ya había hecho historia al ser el primer jugador de posición y novato en ser nombrado MVP (Jugador Más Valioso) de una serie de postemporada, cuando fue elegido en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, en la que su equipo eliminó a los Astros de Houston.

meh/cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *