Servicios secretos rusos acusan a EEUU de preparar una «revolución» en Moldavia

Los servicios secretos rusos acusaron el martes a Estados Unidos de querer fomentar una revolución con motivo de las elecciones presidenciales del 1 de noviembre en Moldavia, siguiendo el modelo de Bielorrusia y Kirguistán, sacudidos por movimientos de protesta.

«Estados Unidos continúa interfiriendo sin restricciones en los asuntos internos de los países amigos de Moscú (…), hoy vemos que los estadounidenses están orquestando un escenario revolucionario para Moldavia en noviembre», dijo el jefe del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR), Serguéi Naryshkin, en un comunicado.

Los principales candidatos presidenciales de Moldavia son el presidente en ejercicio, Igor Dodon, considerado prorruso, y la ex primera ministra, Maia Sandu, considerada más proeuropea.

Ambos bandos se han alternado en el poder en los últimos años y en el pasado se han producido importantes protestas poselectorales.

Naryshkin acusa al Departamento de Estado de Estados Unidos de incitar a los opositores de Dodon a organizar «acciones de protesta masiva» después de las elecciones, mientras que la embajada estadounidense sería culpable de pedir a las fuerzas de seguridad que no intervengan en caso de manifestaciones.

En su comunicado, la inteligencia rusa señala que Estados Unidos ya ha intentado «influir groseramente en la situación después de las elecciones en Bielorrusia y Kirguistán» este año.

El presidente bielorruso Alexander Lukashenko se enfrenta desde las presidenciales del 9 de agosto a un movimiento de protesta sin precedentes, con acusaciones de fraude electoral y de represión violenta de la oposición. Según Minsk y Moscú, Occidente está detrás de la protesta.

Las protestas violentas obligaron a dimitir al presidente prorruso de Kirguistán, Sooronbai Jeenbekov, después de las elecciones legislativas desacreditadas por la compra de votos.

Jeenbekov no acusó a fuerzas extranjeras de estar detrás de su caída y cedió su lugar a un político nacionalista, Sadyr Japarov.

El espacio exsoviético ha tenido numerosas revueltas, revoluciones o movimientos de protesta de envergadura tras elecciones consideradas fraudulentas y que favorecen a regímenes autoritarios o corruptos: Georgia (2003), Ucrania (2004-2005 y 2014), Kirguistán (2005, 2010, 2020), Moldavia (2009), Armenia (2008, 2018), Bielorrusia (2020).

alf/tbm/pc/mis/mb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *