Mañana es hoy

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

La pandemia ha venido a complicarnos la vida en muchos sentidos. Hemos pasado por casi todos los estados de ánimo: el miedo al contagio, la sensación de encierro, la angustia por el futuro y el entripado por la pérdida de empleo que han vivido muchos compatriotas.

En Lanús no pasó ni pasa algo distinto a lo que pasa en casi toda la provincia de Buenos Aires. Lo hemos contado infinidad de veces: fueron y son todavía muchos los vecinos que nunca habían tocado la puerta del Estado para pedir asistencia. Comida, esencialmente. Cuentapropistas, empleados, changarines que no llegan a fin de mes y necesitan alimentar a sus familias, “parar la olla”, como se dice en Villa Atlántida, el barrio donde nací. Mujeres y hombres desesperados.

Estos son todos temas urgentes e importantes a los que les fuimos dando respuesta y se la seguiremos dando. Merecen nuestra atención como dirigentes, sin importar el espacio político que representemos.

Pero los efectos del covid-19 no terminan en la salud y en la economía. Me preocupan las consecuencias en los chicos y chicas en edad escolar. No creo que podamos seguir sosteniendo por más tiempo un esquema de relacionamiento alumnos-escuela como el que tenemos actualmente en Lanús y en toda la provincia de Buenos Aires. Esto no quiere decir que no haya servido inicialmente, pero después de tantos meses tenemos que sentarnos todos a encontrar nuevas respuestas.

Madres y padres agotados, estudiantes desmotivados y muchos alejados completamente del sistema desde hace seis meses, docentes que la pelean como pueden con las herramientas que tienen y una situación que requiere ponernos a trabajar todos juntos para buscar soluciones superadoras.

Primero debemos realizar un diagnóstico de cuáles son las consecuencias en términos pedagógicos, psicológicos y de socialización. Luego, tenemos que encontrar nuevas ideas para poner en práctica durante los meses que nos faltan para llegar a encontrarnos con la vacuna.

En Lanús tenemos un contacto permanente con la comunidad educativa aunque el municipio no tenga la responsabilidad primaria en este tema. Pero estoy convencido de que el rol de los intendentes es estar cerca de cada uno de los vecinos para poder brindarles contención y soluciones a sus problemas. Nunca me dio vergüenza decir que mi tarea es tapar baches, mejorar las plazas y los parques, recolectar los residuos y renovar el parque lumínico del espacio público. Pero soy consciente de que sin educación no tenemos futuro. Hoy más que nunca tenemos que buscar en este tema una política de estado que les permita a los más chicos aprender e insertarse en un mundo cada vez más complejo y desafiante.

“Lanús construye futuro” es un programa que tenemos y me enorgullece: está integrado por cursos de formación, capacitación, apoyo a emprendedores, becas de estudio e inserción laboral que nuclea 50.000 lanusenses de todas las edades y de todos los barrios, participan en talleres y capacitaciones de diversas áreas temáticas. Además, aplicamos los recursos del Fondo Educativo a mejorar las condiciones edilicias de muchas escuelas aunque todavía falta mucho. Quiero que las niñas, niños y jóvenes estudien y los docentes trabajen en escuelas con una mejor infraestructura.

Para el año que viene vamos a encarar uno de los proyectos más ambiciosos desde que somos gobierno: vamos a implementar la primera escuela primaria bilingüe de gestión municipal. Es una semilla que vamos a plantar y esperamos que crezca para que podamos brindarles a nuestros chicos una educación de excelencia.

La educación es la principal herramienta igualadora de oportunidades. Creo que para adelante tenemos el desafío de construir y consensuar con toda la comunidad educativa un mejor proceso de adaptación a los tiempos que nos tocan vivir sin dejar de poner el ojo en el mañana, pero para poder hacerlo tenemos que trabajarlo hoy.

Sarmiento decía que todos los problemas son problemas de educación. Evaluar, mejorar y adaptarse es un desafío que no podemos dejar de encarar entre todos. Poner este tema en el tope de la agenda en pos de buscar soluciones, es nuestra responsabilidad y debe ser una prioridad.

El autor es intendente de Lanús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *