Irlanda cree que Londres y Bruselas solo lograrán un acuerdo de mínimos

El ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Simon Coveney. EFE/EPA/ALAA BADARNEH/Archivo
El ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Simon Coveney. EFE/EPA/ALAA BADARNEH/Archivo
(ALAA BADARNEH/)

Dublín, 7 oct (EFE).- El Gobierno irlandés indicó este miércoles que el Reino Unido y la Unión Europea (UE) solo cerrarán un acuerdo del Brexit «muy básico», pues «está claro» que «ciertas áreas» de su futura relación comercial no quedarán resueltas.
«El mejor escenario posible» será lograr un pacto comercial de mínimos al final del periodo de transición el próximo 31 de diciembre, afirmó este miércoles el ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Simon Coveney, ante el comité de Asuntos de la UE del Parlamento de Dublín.
«Hay once áreas diferentes en las negociaciones sobre la futura relación que avanzan en paralelo unas con otras. Está bastante claro que, en muchas de esas áreas, no vamos a lograr un acuerdo permanente y completo», explicó el jefe de la diplomacia irlandesa.
En consecuencia, subrayó que el «objetivo en estas circunstancias» es pactar un acuerdo comercial básico».
También señaló que si se produce un Brexit a las bravas, sin acuerdo comercial, será porque el Gobierno de Boris Johnson «ha decido violar la legislación internacional» al renegar del Acuerdo de Salida firmado por las dos partes el pasado año, cuando la primera ministra era Theresa May.
Mientras las partes siguen negociando, la tensión ha crecido en las últimas semanas por la presentación del proyecto legislativo británico -la Ley de Mercado Interno- que viola el acuerdo de retirada, en particular, en los aspectos relacionados con la frontera irlandesa.
Ante la negativa de Londres a retirar su plan, Bruselas puso en marcha la pasada semana un procedimiento de infracción que puede terminar, en última instancia, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.
Coveney opinó hoy que las maniobras de Johnson para burlar la legislación internacional eran, «principalmente, una táctica negociadora», que, no obstante, se «le ha vuelto en contra en gran medida».
Entre las cuestiones que aún separan a las partes, Coveney citó la pesca, la igualdad de condiciones (para garantizar una competencia justa), la gobernanza y la política laboral, áreas que, dijo, se ha «vuelto tóxicas».
Asimismo, el ministro destacó que Irlanda cuenta con el apoyo y «solidaridad» de sus socios comunitarios en caso de que Londres diluya con sus propuestas legislativas el llamado Protocolo para Irlanda del Norte incluido en el Acuerdo de salida.
El protocolo para la provincia británica introduce mecanismos para mantener abierta tras el Brexit la frontera con la vecina República de Irlanda, clave para las dos economías y el proceso de paz.
No obstante, la Ley de Mercado Interno de Johnson modificaría algunas normas sobre la circulación de bienes entre Irlanda del Norte y la isla de Gran Bretaña, lo que podría afectar a la invisibilidad de la frontera entre las dos Irlandas cuando el territorio británico haya quedado fuera de la unión aduanera europea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *