Pompeo se reúne con aliados de EEUU en Tokio con el foco puesto en China

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, criticó duramente a China el martes en una reunión con sus homólogos de Australia, India y Japón, un encuentro con miras a presentar un frente unido contra el gigante asiático.

El viaje de Pompeo a Japón se ha mantenido a pesar de la crisis del coronavirus que también golpea a Washington, donde el presidente Donald Trump y algunos de sus asesores dieron positivo por covid-19.

Habida cuenta de la situación, Pompeo ha renunciado a dos escalas adicionales, en Corea del Sur y Mongolia, que formaban parte de su viaje a Asia.

La reunión de Tokio del «Quad», una agrupación estratégica informal formada en 2019 y que reúne a Estados Unidos, Australia, India y Japón, se mantuvo en la agenda. Antes de partir Pompeo declaró que es «algo en lo que hemos trabajado mucho tiempo».

En su primera reunión, con la ministra de Relaciones Exteriores australiana, Marise Payne, abordaron sur «preocupaciones en común sobre la maliciosa actividad» de China en la región, según un comunicado del Departamento de Estado.

La visita de Pompeo a Japón es la primera de un alto funcionario estadounidense desde que el nuevo primer ministro  Yoshihide Suga asumió el cargo el mes pasado en Tokio. Pompeo será recibido por Suga este martes.

– «Grupos cerrados» –

«En su primera declaración tras asumir su cargo, Suga describió la región libre y abierta del Indo-Pacífico como ‘la base de la paz y la estabilidad regionales’. Estoy totalmente de acuerdo», declaró el martes Pompeo.

«Añadiría sólo que la piedra angular de esta base es la relación estadounidense-japonesa, y la seguridad y la prosperidad que aporta a nuestros pueblos», añadió antes de una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores japonés, Toshimitsu Motegi.

Esta asociación cuatripartita fue promovida especialmente por  Abe. El objetivo de las principales democracias de la región es intensificar la cooperación frente a una China cada vez más poderosa y ambiciosa.

Pero por ahora, la trascendencia del grupo es más bien simbólica.

Antes de partir a Japón, Pompeo declaró que espera «algunos anuncios importantes, algunos logros significativos» de esta reunión.

Estos avances se anunciarán después del regreso de los ministros a sus países, para consultar «a nuestros dirigentes para asegurarse de que todo esté en orden para todos», agregó.

El objetivo de las principales democracias de la región es reforzar su cooperación frente a una China cada vez más poderosa y ambiciosa.

Desde hace meses, Pompeo y la administración Trump mantienen tensas relaciones con Pekín a nivel de la seguridad, el comercio y la tecnología. Las relaciones de Nueva Delhi y Sídney con Pekín también se han ido deteriorando últimamente.

Por su parte, China no disimula su opinión sobre el «Quad». La semana pasada, el ministerio chino de Relaciones Exteriores exhortó a los países a evitar «los grupos cerrados y exclusivos».

«Esperamos que los países concernidos podrán avanzar a partir de los intereses comunes de los países de la región y hacer más cosas que favorezcan la paz, la estabilidad y el desarrollo de la región, y no al revés», declaró el portavoz del ministerio, Wang Wenbin.

hih-sah/ras/etb/pz/es/zm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *