La hora de la verdad en el juicio al partido neonazi griego Amanecer Dorado

El tribunal penal de Atenas pronunciará el miércoles, después de varios años de juicio, el veredicto para los dirigentes y decenas de miembros del partido neonazi Amanecer Dorado, acusados de «organización criminal» y del asesinato de un rapero.

El músico y activista de izquierda Pavlos Fyssas fue apuñalado a muerte la noche del 18 de septiembre de 2013, a los 34 años, frente a un café en su barrio de Keratsini, un suburbio del oeste de Atenas.

Su asesino, Yorgos Roupakias, miembro de Amanecer Dorado, confesó el crimen y podría ser condenado a cadena perpetua.

La conmoción causada por este asesinato, en una Grecia que se encontraba entonces en plena crisis financiera, llevó a las autoridades a detener y llevar ante la justicia a los dirigentes y a muchos miembros del partido, acusados durante años de asesinatos y violencia pero que hasta entonces gozaban de cierta impunidad.

El primer ministro Kyriakos Mitsotakis lamentó el sábado en un artículo en la prensa «el catastrófico paso de la formación nazi» por la vida política griega, subrayando la «inercia» del mundo político ante «este peligro».

El tribunal, compuesto por tres jueces, entre ellos Maria Lepenioti, que presidió 417 sesiones durante cinco años y medio, también debe pronunciarse el miércoles sobre dos «intentos de asesinato» en los que están implicados miembros de Amanecer Dorado: uno contra unos pescadores egipcios, el 12 de junio de 2012, y el segundo contra miembros del sindicato comunista Pame, el 12 de septiembre de 2013.

– ¿»Organización criminal»? –

Sesenta y ocho personas están siendo juzgadas. Treinta y nueve de ellas, incluyendo al fundador y líder de Amanecer Dorado, Nikos Michaloliakos, así como exparlamentarios y miembros del partido, están acusados de «liderazgo de una organización criminal» o «pertenencia» a tal organización.

Estos acusados se enfrentan a sentencias de entre cinco y quince años de prisión.

Este largo juicio vio pasar a 153 testigos, docenas de abogados, y el volumen del expediente del caso asciende a 1,5 terabytes.

La clave en el veredicto es saber si «el tribunal condenará a la dirección y a los miembros del partido por el delito de ‘constitución y/o pertenencia a una organización criminal'», dijo a la AFP Kostas Papadakis, el abogado de la parte civil.

En diciembre de 2019, la fiscal Adamantia Iconomou pidió la absolución de los acusados, explicando que no se habían aportado pruebas de una «planificación central de los atentados» atribuidos a Amanecer Dorado y, por consiguiente, no se había demostrado la existencia de una «organización delictiva».

Una opinión que provocó fuertes críticas de los expertos legales y la indignación de gran parte de la sociedad griega.

«Es legalmente muy difícil para el tribunal evitar llamar a este partido organización criminal», dijo Nikos Alivizatos, constitucionalista y profesor de la universidad de Atenas, durante una reciente videoconferencia sobre el juicio organizada por la Liga Griega de Derechos Humanos.

El partido Amanecer Dorado, conocido por su actos violentos desde los años 1990, fue fundado por Nikos Michaloliakos, de 62 años, un admirador del nacionalsocialismo.

La crisis financiera de 2010 y la consiguiente debacle sociopolítica le beneficiaron y en 2012 obtuvo por primera representantes en el parlamento griego.

En esa época, grupos de hombres vestidos de negro vagaban por las calles de Atenas, golpeando a sus oponentes con patadas o barras de hierro y cantando «Sangre, honor, Amanecer Dorado».

En el apogeo de su popularidad, en 2015, llegó a ser el tercer partido político más importante de Grecia, obteniendo más de 370.000 votos en las elecciones.

Pero desde el arresto de su liderazgo ha perdido gradualmente su electorado y ahora reniega la ideología nazi. En las últimas elecciones legislativas de julio de 2019, Amanecer Dorado no consiguió ningún diputado.

hec/plh/ybl/pc/zm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *