Israel mejora su tendencia, en parte por la reducción de número de test

EFE/EPA/ABIR SULTAN
EFE/EPA/ABIR SULTAN
(ABIR SULTAN/)

Jerusalén, 5 oct (EFE).- Israel mejora sus datos de nuevos contagios de coronavirus, aunque parte de la bajada se debe a la reducción en el número de test que se han practicado en las últimas jornadas, por ser un festivo nacional.
Tras más de dos semanas de confinamiento nacional, el país ve como los datos empiezan a mejorar, aunque habrá que esperar a mañana para tener una cifra de contagios que no esté afectada por el menor funcionamiento de los servicios de pruebas a causa de la reducción en la actividad por las jornadas de asueto.
Según el Ministerio de Sanidad, ayer se detectaron 2.905 nuevos casos, frente al máximo de 9.000 que se alcanzó el pasado miércoles. Esa cifra se explica en parte porque se hicieron tan solo unos 26.000 test, la mitad de los que se llegaron a hacer algunos días la semana pasada.
Sin embargo, el porcentaje de positivos ha disminuido a un 11,6 %, cuando había llegado al 15 %, mientras que lo habitual es que ese porcentaje aumente al disminuir la cifra de test.
Aunque el ratio de positivos todavía es alto e indica «una morbilidad mayor a la detectada», según un informe del centro del Ejército que ayuda a gestionar la pandemia, los datos sugieren a los expertos que los contagios estarían empezando a bajar.
El número de enfermos graves, sin embargo, continúa siendo preocupante, cerca de 900 frente al máximo de 800 que Sanidad estableció como línea roja para el sistema sanitario.
Israel, con unos nueve millones de habitantes, ha padecido más de 267.000 infecciones y 1.719 muertos desde que comenzó a detectarse el virus a finales de febrero.
El Gabinete del Coronavirus se reunirá hoy para debatir sobre las restricciones impuestas el pasado 18 de septiembre y que continuarán al menos hasta el 14 de este mes, y sobre la posibilidad de endurecer las multas, ante los incumplimientos por parte de la población, especialmente las comunidades ultraortodoxas. Según el coordinador del coronavirus, los ultraortodoxos suponen un 40 % de los nuevos contagios.
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, señaló la semana pasada que el confinamiento duraría al menos un mes, y que podría haber restricciones que se prolongasen durante seis meses «e incluso un año».
El objetivo recomendado por Sanidad para empezar a retirar las restricciones en el país sería una cifra de menos de 2.000 nuevos positivos diarios y un ratio de positivos menor al 7 %. Se espera que antes de conseguir estos objetivos se retiren las restricciones más polémicas, como las del derecho de manifestación, que afectan directamente a las masivas protestas semanales pidiendo la dimisión de Netanyahu.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *