Tras ataque con ácido del diablo, expareja de Yocairi fue al hospital a percatarse de daños

A Willy Antonio Javier Monegro, no le bastó con saber que sus secuaces ejecutaron el crimen en contra su expareja Yocairi Amarante Rodríguez, sino que se presentó al hospital para ver, con sus propios ojos, que le había desgraciado la vida a la joven de 19 años a la que desfiguraron con ácido del diablo, supuestamente por órdenes suyas.

Así lo reveló la abogada Ivanna Rodríguez, quien defendió en los tribunales a la joven que sigue hospitalizada luego de las agresiones que recibió.

“Fue tanta la perversidad y la intención de hacer daño que, luego de cometido el hecho, la expareja se percató de ver cómo quedó la víctima y fue al hospital a ver cómo había quedado su cuerpo. Hacemos un llamado a las autoridades de que se incremente la penalidad de plomerito para tratar de que no se utilice para hacer maldad o actos de barbarie como este. Ya que día tras día la víctima Yocairi va a recordar que el padre de su hija le hizo ese daño”, reveló la abogada a la prensa.

El pasado viernes la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional dispuso que fuera enviado a prisión Willy Antonio Javier Monegro, quien alegadamente pagó para el ataque contra su expareja, así como Pedro Alexander Sosa Méndez y Joan José Feliz (Pinocho), quienes ejecutaron la acción criminal.

A estos imputados se les impuso un año de prisión preventiva en las cárcel del 15 de Azua mientras terminan la investigación del caso.

Según el Ministerio Público, Willy Antonio Javier Monegro estuvo 15 días junto a sus secuaces, ubicando y planificando el ataque con ácido del diablo en contra de su expareja Yocairi Amarante Rodríguez, hasta ejecutar su crimen el viernes 25 de septiembre.

Cuando fue detenido, dijo a las autoridades que se sentía muy mal porque su expareja lo dejó y en el barrio no paraban los “comentarios”.

En esa situación buscó a su amigo Pedro Alexander Sosa Méndez, a quien le ofreció 25 mil pesos para que atacara con la sustancia “plomerito” a Yocairi Rodríguez.

A partir de ese día, Willy Javier Monegro comenzó a mostrarle fotos de Yacairi a Pedro Alexander, para que este pudiera reconocerla. También le dieron seguimiento para mostrarle el lugar donde vivía la joven, el establecimiento donde esta trabajaba y los familiares donde visitaba.

Willy Javier Monegro le adelantó 3,500 pesos a su amigo, quien buscó a un tercero, Joan José Feliz (Pinocho), quien se montó en la parte trasera del motor y lanzó el ácido a la joven.

El crimen se materializó el pasado viernes, en momentos en que la joven se transportaba en un carro público desde su trabajo a su casa.

El chofer del carro público también resultó con lesiones en brazos y otras partes del cuerpo.

El informe de la Policía establece que Pedro Alexander fue apresado mediante orden de arresto y allanamiento, en horas de la madrugada del miércoles 30 de septiembre, en el sector Los Guandules, y al ser entrevistado al momento de su captura, manifestó que quien echó la sustancia a la víctima fue su amigo Joan José Feliz.

La Policía Nacional informó, además, que durante los allanamientos realizados en el sector Los Guandules, se ocupó la motocicleta utilizada, el casco protector, así como también la ropa que tenían puesta los detenidos la tarde del viernes 25 de este mes, cuando se materializó la agresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *