Justicia convoca al primer ministro de Italia en juicio contra ultradechista Salvini

La justicia italiana decidió este sábado escuchar al primer ministro Giuseppe Conte antes de pronunciarse sobre la apertura de un juicio contra el exministro del Interior y líder ultraderechista Matteo Salvini, acusado de haber impedido el desembarco de migrantes rescatados en el mar.

Salvini compareció este sábado ante el tribunal de Catania, en Sicilia, para asistir a la audiencia preliminar del proceso en el que fue acusado de «abuso de poder y secuestro de personas» por haber ordenado en julio del 2019, cuando estaba en el gobierno, el bloqueo por una semana de 116 migrantes a bordo del barco guardacostas italiano «Gregoretti».

Durante la audiencia preliminar, que se llevó a cabo a puerta cerrada, se decidió posponer toda decisión al 20 de noviembre para poder escuchar a altos funcionarios, entre ellos al jefe de gobierno.

El juez de la audiencia preliminar quiere escuchar primero a Conte, así como a la actual ministra del Interior, Luciana Lamorgese, y al canciller Luigi Di Maio.

«Estoy absolutamente satisfecho de que un juez considere que lo que hice no lo hice solo», comentó a la prensa al término de la audiencia Salvini, quien desea involucrar sobre todo al jefe de gobierno, con el que rompió el año pasado tras desatar una crisis de gobierno.

Por su parte, la defensa de Salvini pidió que se retiren las acusaciones por considerar que no cometió ningún delito.

– Movilizaciones a su favor –

En febrero pasado, el Senado aprobó retirar la inmunidad a Salvini para que pudiera ser juzgado, una decisión que el mismo exministro aprobó convencido de poder transformar el juicio en una manifestación política a su favor.

Salvini se encuentra desde el jueves  en Sicilia para presidir tres días de encuentros, cenas y manifestaciones de apoyo que ha organizado bajo el lema «Los italianos eligen la libertad».

Una fuerza policial de unos 500 efectivos blindó la ciudad para evitar enfrentamientos entre los simpatizantes de Salvini y militantes de izquierda.

Un grupo de más de 500 jóvenes empujaba cientos de carritos de supermercado llenos de papel higiénico con el retrato del líder ultraderechista.

«Es el juicio más absurdo de la historia de la República Italiana», comentó por su parte el presidente de la región de Liguria, Giovanni Toti, miembro del partido de centro-derecha Fuerza Italia, entre los políticos que se han movilizado para manifestar su solidaridad.

Paralelamente, los jueces aprobaron que una familia nigeriana se constituyera parte civil en el eventual juicio después de que denunció maltratos durante la permanencia en la embarcación.

El movimiento ecologista Liga Ambiente también se constituyó en parte civil en el caso por considerar que la política de puertos cerrados viola la «ecología humana» y principios básicos para Italia.

Los migrantes permanecieron en el barco patrullero abarrotados bajo el sol feroz del verano y a pesar de un brote de sarna y un caso sospechoso de tuberculosis.

Para algunos analistas es probable que el lío legal termine por favorecer a Salvini, en un momento delicado para él en términos de popularidad, pero donde su partido sigue siendo el primero del país.

Sin embargo, si el líder de la oposición es condenado a más de dos años de cárcel, no podría ocupar un cargo público durante seis años, lo que le impedirá postularse en las próximas elecciones, previstas para el 2023.

bur-kv/mis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *