Análisis de “Star Wars: Squadrons”: El juego ideal para pilotos de una galaxia muy, muy lejana

Star Wars Squadrons Gameplay (Infobae)

Electronic Arts lanzó esta semana un nuevo videojuego de Star Wars. En este caso, se trata de un título de naves que parece querer continuar el legado de “Star Wars: Rogue Squadron” por su nombre, pero que va mucho más allá y se posiciona alto entre los juegos más destacados de la saga. “Star Wars: Squadrons” es otro paso en la dirección correcta.

EA Motive es el estudio detrás de este juego que tuvo varios años de desarrollo. Al igual que el anterior título de Star Wars, Jedi Fallen Order, plantea una historia nueva para la franquicia que cuenta con gran cantidad de películas, series, cómics y mucho más. En este caso, la trama se sitúa poco después de la batalla de Endor, con los rebeldes construyendo la Nueva República y el Imperio todavía intentando encontrar su nuevo orden.

La campaña principal para un solo jugador se divide en varias misiones que van alternando los puntos de vista entre estos dos bandos. Los jugadores se ponen en la piel de nuevos personajes que pueden modificar, desde el nombre a su aspecto físico y sus voces. El desarrollo de la historia cuenta con escenas cinematográficas épicas e intervalos entre las misiones, donde hay diálogos opcionales con otros personajes del juego. Este elemento, que está claramente diseñado para disfrutar más en modo de Realidad Virtual, logra contar las pequeñas historias detrás de los compañeros de escuadrón del protagonista y muestra esos costados no tan explorados de la franquicia. Tranquilamente, más de uno podría tener su propia película.

Star Wars: Squadrons

El modo historia otorga ciertas recompensas al finalizar y deja grandes momentos para sumar a una franquicia que ya tiene una lista interminable. El enfoque del juego, sin embargo, está en los modos multijugador, pero los desarrolladores recomiendan mucho superar la campaña antes de combatir con otros jugadores, porque permite conocer a fondo los controles y las diferentes naves a disposición.

Cada facción cuenta con cuatro tipos de nave diferentes, todas con un objetivo diferente en el campo de batalla. Además, los distintos componentes de los vehículos, desde cañones a motores, pasando por misiles y otros sistemas importantes, tienen diferentes alternativas para acomodarse a cada jugador y así lograr una experiencia personalizada al máximo. Los controles, por su lado, también se pueden modificar de muy diferentes maneras y existen varias opciones de accesibilidad que permiten que la experiencia llegue a todo el público posible.

Si bien Star Wars: Battlefront cuenta con modos de juego que involucran batallas espaciales, en este caso se trata de la mecánica central y por eso los controles no sólo están diseñados para tener una mejor precisión, sino que ayudan en el efecto inmersivo del juego. Aparte del movimiento de las naves, se pueden controlar los escudos, las armas auxiliares y más. Uno de los apartados más interesantes es la posibilidad de enfocar la energía de la nave en las armas, los escudos o el motor, según se tenga que atacar, defender o huir, respectivamente. Usuarios poco acostumbrados a juegos del estilo podrán encontrar algunos problemas al principio, pero la campaña está diseñada con una curva de aprendizaje muy paciente.

Electronic Arts
(Foto: EA)

Tanto en el modo historia como en el apartado online, Star Wars: Squadrons es una experiencia técnicamente impecable. Los gráficos, el sonido y la música logran meter al usuario en una batalla espacial de la mejor manera posible. El modo Realidad Virtual fue algo que los desarrolladores consideraron desde el primer momento, por eso la inmersión que se logra es máxima. La experiencia pone a los jugadores dentro de la cabina de una nave y lo rodea de indicadores, botones y palancas que cumplen funciones y se sienten lo más real posible. Si existe la oportunidad de complementar con un control especial de vuelo, no hay nada mejor.

Los modos multijugador, lamentablemente, son sólo dos. Por un lado, Dogfight vendría a ser el clásico Team Deathmatch de los shooters, donde dos equipos de cinco pilotos se enfrentan en un mapa para ver cuál llega a 30 bajas más rápido. Es frenético, el objetivo principal es destruir naves enemigas y nada más. Es un muy buen escalón intermedio entre la historia y el otro modo online, que requiere la implementación de estrategia y trabajo en equipo. De hecho, para desbloquear el siguiente modo hay que subir de nivel jugando algunas de estas partidas.

El segundo modo multijugador son las Batallas de Flotas, el modo principal del juego donde comenzó el desarrollo de todo el título. Los dos bandos se enfrentan en un campo de batalla más grande y el objetivo es destruir la nave principal enemiga, que tiene varias líneas de defensa. A medida que un equipo derrote a los jugadores contrarios, logrará avanzar al ataque, pero si muchos de sus pilotos son vencidos durante la partida, deberá ponerse a la defensiva y esperar una nueva oportunidad. En este modo se presta mucha más atención a los roles y características de las diferentes naves. En un equipo de cinco jugadores puede haber naves repetidas, pero este modo llama a un balance mucho más estratégico para tener todos los frentes cubiertos. La comunicación y el trabajo en equipo son claves, porque simplemente avanzar hacia el enemigo para destruirlo puede costar caro.

Electronic Arts
(Foto: EA)

El modo implementa un grado de estrategia casi deportiva que resulta interesante e innovador en el género, aunque otros importantes títulos masivos sean bastante similares. Las partidas terminan cuando una de las naves es destruida o cuando se termina el tiempo de juego, lo que puede desembocar en un empate.

Victorias y diferentes logros a lo largo de las distintas partidas online otorgarán experiencia y dos tipos de moneda para desbloquear cosméticos para los pilotos, armas para las naves y otras características. A diferencia de casi todos los videojuegos actuales, Star Wars: Squadrons no cuenta con microtransacciones, sino que la única manera de obtener créditos es jugando. Lamentablemente, sólo hay dos modos para hacerlo. No sería un problema en un juego con más contenido, pero en este caso es un título que se centra en la experiencia online.

El balance de la experiencia es más que positivo. Se trata de un videojuego que cuesta menos que las grandes producciones y propone contenido sólido. No tener demasiados modos de juego significa que los que están fueron testeados al máximo y tienen muy poco lugar para errores o desequilibrios. El hecho de que no sea un juego en el que hay que “pagar para ganar” también es un punto a favor poco común hoy en día. También es cierto que deja con ganas de un poco más, pero el posible éxito del juego ya puede ser un primer paso para más novedades en el futuro.

Jugadores que lleguen a Squadrons por su fanatismo por Star Wars estarán más que satisfechos con esta nueva aventura que pide continuación. Aquellos que quieran una experiencia sólida en el terreno de los combates espaciales, también quedarán contentos con las diferentes opciones que propone el juego para adecuar todo a las habilidades de cada usuario.

Seguí Leyendo:

“Star Wars: Squadrons”: Dónde se ubica el nuevo juego de EA en la línea temporal de las películas y la saga completa

Los 10 lanzamientos más importantes de octubre en materia de videojuegos

The Game Awards 2020: hay fecha para la entrega de premios de la industria gamer

$(document).ready(function () { var cX = window.cX = window.cX || {}; cX.callQueue = cX.callQueue || []; cX.CCE = cX.CCE || {}; cX.CCE.callQueue = cX.CCE.callQueue || []; cX.setSiteId(’1133924222409750064′); cX.CCE.sendPageViewEvent(); cX.CCE.run({ widgetId: ‘0fe1b76a9875b6997ed22a4dde2f2ea053b070ae’, targetElementId: ‘cx_0fe1b76a9875b6997ed22a4dde2f2ea053b070ae’ }); });

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *