Entorno del presidente de Perú golpeado por detenciones

LIMA (AP) — El círculo más íntimo del mandatario peruano Martín Vizcarra quedó golpeado el viernes luego de que la policía detuvo a dos exfuncionarias de la oficina presidencial y a un amigo del mandatario en una investigación por presunta corrupción que casi provoca su destitución.

Las detenciones salpicaron la imagen de Vizcarra, que había ganado apoyo popular por presentarse como un paladín anticorrupción y que en su mandato de más de dos años ha enfrentado a grupos mafiosos y disuelto un desprestigiado Congreso.

Otro íntimo exasesor del presidente no fue hallado en su domicilio cuando iba a ser detenido en una pesquisa de la fiscalía sobre los contratos con dinero público que recibió Richard Cisneros, amigo del mandatario, de quien se sospecha no tenía las cualidades para adjudicarse los convenios.

“Estoy muy tranquilo, muy confiado en Dios, soy inocente y lo voy a probar”, dijo Cisneros, un cantante que cobró casi 50.000 dólares por dictar charlas motivacionales sobre cómo enfrentar la pandemia y otras actividades, mientras era trasladado esposado.

Las televisoras también mostraron imágenes de la exsecretaria General del Despacho Presidencial, la abogada Mirian Morales, quien hasta su renuncia hace tres semanas era considerada la funcionaria más poderosa después del presidente y una de las más cercanas consejeras de Vizcarra.

Morales también salió de su apartamento con esposas en las manos y un chaleco que tenía impresa la palabra “detenido”. Más temprano había sido arrestada la exsecretaria de la Oficina Presidencial, Karem Roca, quien había trabajado con Vizcarra desde que era gobernador hace una década.

Vizcarra consideró a las detenciones desproporcionadas y dijo a la televisora pública estar seguro de que cuando las indagaciones concluyan no hallarán delitos.

“Sin embargo, ya las honras quedarán manchadas porque estas personas fueron sacadas de su seno familiar, tienen padres, tienen madres, tienen hijos”, añadió visiblemente disgustado.

Vizcarra dijo que la investigación fiscal trata sobre la contratación de un servidor público usando un procedimiento establecido en el sistema de contratación estatal. “Sobre un trabajador”, enfatizó levantando el índice derecho. “Como eso hay miles en la misma modalidad”, añadió y recordó que según datos oficiales hay 43.000 contratados con las mismas características que Cisneros. “Que también se haga una investigación sobre los 43.000 que hay”, añadió.

Morales y Roca mantenían una profunda enemistad y Roca grabó una conversación que ambas sostuvieron con el presidente donde se escucha a Vizcarra coordinar una estrategia de defensa, tratando de aclarar sus versiones sobre cuántas veces el músico Cisneros había visitado al mandatario.

La difusión del audio se convirtió en un terremoto para la gestión de Vizcarra y provocó una crisis política que casi le cuesta el cargo luego que el Congreso, donde el presidente no tiene bancada, le inició hace dos semanas un proceso de destitución que al final no prosperó.

La fiscalía investiga a un total de diez exfuncionarios por los supuestos delitos de colusión agravada y negociación incompatible en los contratos obtenidos por el cantante Cisneros.

La primera noticia sobre la presunta irregularidad de los contratos que han manchado la imagen anticorrupción de Vizcarra apareció en un programa televisivo de espectáculos.

El mandatario ha solicitado que la fiscalía también lo investigue para deslindar cualquier implicancia suya con la corrupción y considera que no ha cometido ningún delito, pese a que está protegido por la ley de cualquier indagación hasta el fin de su gobierno el 28 de julio de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *