Juicio a ultraderechista italiano Salvini acusado de «secuestro» de migrantes

Acusado de haber impedido el desembarco en Italia de un centenar de migrantes rescatados en el Mediterráneo, el ex ministro del Interior y líder ultradechista Matteo Salvini, será juzgado a partir del sábado en Sicilia, un juicio que tiene repercusiones políticas.

Salvini ha sido acusado de «abuso de poder y secuestro de personas» por haber ordenado en agosto de 2019 el bloqueo de 116 migrantes a bordo del guardacostas italiano Gregoretti.

Algunos migrantes habían sido evacuados por razones médicas, pero 116 permanecieron en el barco durante casi una semana debido a la política del entonces ministro Salvini de impedir a los barcos humanitarios de atracar en los puertos italianos.

El juicio al líder soberanista, conocido por su lenguaje directo y políticamente incorrecto, que perdió el año pasado el cargo de ministro tras desatar una crisis política en la coalición de gobierno, ha generado un movimiento de protesta por parte de sus simpatizantes, que han convocado tres días de manifestaciones a partir del sábado.

Después de que el Senado autorizara en febrero levantar su inmunidad, Salvini ha querido transformar el juicio en un acto de apoyo a su política de mano dura contra la inmigración.

«Soy culpable de defender a Italia y a los italianos», aseguró ante sus seguidores, tras reiterar que tenía «el deber» de defender las fronteras de Italia como ministro del Interior.

«Lo hice con orgullo», dijo.

Según el sistema judicial italiano, el proceso comienza en concreto después de la audiencia preliminar ante el magistrado en la que la acusación y la defensa presentan sus argumentos al juez, el cual decide si hay suficientes elementos para iniciar el juicio.

En el curso de la primera audiencia, fijada para el sábado, el magistrado se limitará a definir la constitución de las partes civiles.

El juez Nunzio Sarpietro, a cargo del juicio, adelantó al diario La Repubblica que garantizará un juicio «justo y equitativo» a Salvini, como a cualquier otro ciudadano.

– Más juicios –

Matteo Salvini, que corre el riesgo de ser condenado a 15 años de prisión, asegura que se limitó a cumplir con su deber y que no cometió  ilegalidades.

«Que un tribunal se permita de juzgar la línea política y de gobierno de un ministro es un precedente peligroso», comentó Salvini, quien desea involucrar al jefe de gobierno, Giuseppe Conte, ya que considera que la decisión de bloquear el barco fue colectiva, de todo el gobierno.

Conte rechaza esa defensa y recordó que fue justamente Matteo Salvini el que aprobó un decreto especial para fortalecer sus competencias como ministro debido a la oposición interna que encontraba su férrea política de puertos cerrados.

El líder derechista corre el riesgo de afrontar otro juicio similar en Sicilia por haber bloqueado durante varios días a mediados de agosto de 2019 el barco humanitario Open Arms frente a la isla de Lampedusa.

ljm-kv/zm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *