Chiefs buscan ratificar su supremacía ante Patriots

Después de tres semanas, Patrick Mahomes y los Chiefs lucen como dignos campeones del Super Bowl, los Patriots de Nueva Inglaterra siguen siendo contendientes y Tom Brady tiene a su equipo en la pelea. Parece que nada ha cambiado.

Tratándose de 2020, sin embargo, es imposible pasar por alto la pandemia del coronavirus, que esta semana hizo su presencia en la NFL.

Cinco jugadores de los Titans de Tennessee arrojaron positivo esta semana, poniendo a prueba los planes de contingencia alrededor de la liga. Por el momento, el encuentro de la semana 4 ante los Steelers de Pittsburgh — un duelo entre dos equipos invictos — fue postergado para más adelante en la campaña.

Los expertos en enfermedades infecciosas de la liga han ayudado a los Titans y Vikings — su rival del domingo pasado — a rastrear a todas aquellas personas que estuvieron en contacto con aquellos que arrojaron positivo, y seis miembros del personal. Los Vikings no tenían positivos el miércoles y se alistaban a reabrir sus instalaciones el jueves previo a su duelo del domingo en Houston.

Los Titans han evaluado todos los protocolos y la manera en que conducen sus juntas y guardan distancia social. El entrenador Mike Vrable dijo que él y el gerente general Jon Robinson ya habían implementado medidas desde el lunes para limitar severamente quien tenía acceso a las instalaciones del equipo esta semana antes de que la liga ordenara el cierre del inmueble.

“Queremos asegurarnos de hacer todo lo posible para que los jugadores estén a salvo y esto no suceda de nuevo”.

Patriots (2-1) en Chiefs (3-09

La última vez que los Patriots se cruzaron con Mahomes y los Chiefs salieron derrotados 23-16 como locales la campaña anterior. Esa victoria en diciembre aseguró el título de su división rumbo a la conquista del Super Bowl.

Mahomes y Kansas City siguen a paso redoblado.

En las tres primeras semanas de temporada, la liga ha impuesto un récord con 2.446 puntos y 273 touchdowns ofensivos, y 10 de ellos pertenecen a Mahomes. El pasador de los Chiefs lanzó cuatro pases de anotación y sumó una más por tierra el lunes anterior en el contundente triunfo sobre Baltimore y pretende hacer lo mismo el domingo ante los Pats.

Después de enviar un claro mensaje de autoridad en casa de Baltimore, ahora los campeones tendrán que mantener el mismo enfoque e intensidad para mantener a raya a unos Pats que no solo llegan con una racha de 12 triunfos en el mes de enero sino que, con Cam Newton en los controles, han logrado mantener el precepto de que su dinastía no ha muerto.

Kansas City hizo una excelente labor al limitar a Lamar Jackson, el vigente MVP de la liga, a 97 yardas por aire y 83 por tierra y a una ofensiva terrestre de Baltimore que impuso récord de yardas en 2019 a 158. Ahora deberán enfrentar más de lo mismo.

Nueva Inglaterra llega al juego con la mejor ofensiva terrestre de la NFL hasta el momento gracias a Newton (149 yardas y 4 TDs) y Sony Michel (173 yardas y una anotación). Los Patriots tienen en su poder la mejor fórmula para enfrentar a Mahomes y es no hacerlo, manteniéndolo fuera del terreno de juego con ofensivas largas y control de balón.

Sin embargo, Mahomes ya demostró que no necesita mucho tiempo para llevar a sus huestes por todo el largo del emparrillado, con una ofensiva explosiva y vertical que, con la llegada del running back novato Clyde Edwards-Helaire (240 yardas por tierra) también presume balance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *