ACTUALIZA 1-Pelosi y Mnuchin, lejos de acordar más estímulos por COVID-19 en EEUU

(Actualiza con falta de acuerdo, cambia redacción y agrega firma de autor)

Por David Morgan y Susan Cornwell

WASHINGTON, 1 oct (Reuters) – La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, siguieron estando el jueves lejos de un acuerdo de ayuda por el COVID-19 en varias áreas clave, después de que una discusión telefónica no logró superar lo que Pelosi describió como diferencias sobre dólares y valores.

Los demócratas del Congreso liderados por Pelosi han propuesto un paquete de 2,2 billones de dólares para responder a una pandemia que ha matado a más de 207.000 estadounidenses y ha dejado a millones de personas sin trabajo.

El equipo negociador del presidente republicano Donald Trump ha sugerido una respuesta de 1,6 billones de dólares, y la Casa Blanca desestimó el jueves la oferta de los demócratas como algo inviable.

Mientras los legisladores se preparaban para dejar Washington durante las semanas que quedan de la campaña presidencial y legislativa de 2020, Pelosi y Mnuchin no lograron llegar a un acuerdo que abarcara la ayuda a los gobiernos estatales y locales, las demandas demócratas de un crédito fiscal para los niños y una mayor seguridad para los trabajadores, la atención médica y las pequeñas empresas.

«Los dos discutieron más aclaraciones sobre los montos y el texto, pero la distancia en las áreas clave permanece. Su conversación continuará esta tarde», escribió Drew Hammill, subjefe de gabinete de Pelosi, en una declaración en Twitter.

Antes de la discusión del jueves, Pelosi dijo que era optimista sobre un acuerdo, pero añadió: «No sólo tenemos un debate sobre dólares, sino también sobre valores».

También señaló a sus colegas que «no veo que haya un acuerdo en este momento», según un asesor de los demócratas.

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, rechazó la propuesta demócrata como «una oferta que no es seria».

Un acuerdo bipartidista se ha retrasado mucho por los desacuerdos sobre las demandas demócratas de ayuda a los gobiernos estatales y locales y la insistencia republicana en una disposición que proteja a las empresas y escuelas de las demandas relacionadas con el coronavirus.

La ayuda fiscal está destinada a los millones de estadounidenses desempleados y a empresas, incluyendo las aerolíneas, que ya han anunciado que suspenderán de sus funciones a 32.000 trabajadores.

El Gobierno republicano ha ofrecido una nueva línea de ayuda adicional de 20.000 millones de dólares para la golpeada industria de aerolíneas, dijo a periodistas el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows.

(Reporte de David Morgan. Editado en español por Marion Giraldo y Javier López de Lérida)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *