Actividad económica en Bolivia cayó en 7,9% hasta julio

La actividad económica en Bolivia se contrajo en 7,9% entre enero y julio mostrando que la reactivación es todavía lenta, según el Índice Global de Actividad Económica (IGAE) publicado por el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

«El IGAE presenta una tasa acumulada negativa de 7,9% de enero a julio 2020. La paulatina flexibilización de las medidas de cuarentena en todo el país  han permitido atenuar la caída de la economía», indicó el informe oficial publicado el viernes por la noche.

La tasa de julio no está muy distante de las registradas en mayo (-8,2%) y junio (-8,1%), lo que evidencia que la recuperación económica boliviana es todavía incipiente.

El INE explica que la producción agropecuaria y los servicios de telecomunicación fueron las actividades que experimentaron tasas positivas en el mencionado período.

«Si bien en julio, el IGAE muestra una ligera recuperación, es innegable el efecto de la pandemia en actividades como la minería», agrega el reporte.

Además de la minería, la construcción y los servicios de recreación y de gastronomía continúan presentando tasas de variación negativas.

El IGAE es un indicador que permite aproximar la evolución mensual de la actividad económica.

El más reciente pronóstico elaborado por las autoridades económicas bolivianas establece para este año una caída de 6,2% del PIB, la mayor en cuatro décadas.

Asimismo, teniendo en cuenta la disminución de ingresos fiscales y los gastos emergentes por la pandemia del covid-19, se espera que la gestión cierre con un déficit fiscal de 12,1%, casi cinco puntos por encima del registrado en 2019 (7,2%).

gbh/lp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *