Solo el 14% de la población hace referencia a “evitar aglomeraciones”

El Ministerio de Salud Pública (MSP), el Gobierno de los Estados Unidos, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) anunciaron la campaña social “El Precio Más Alto: El COVID-19 es real, se contagia y mata” para la prevención del coronavirus, debido a la creciente cantidad de personas que han contraído la enfermedad en el país.

Aunque han sido muchas las recomendaciones, una parte de la población dominicana, especialmente los jóvenes, siguen sin incorporar acciones efectivas para evitar los contagios, así lo confirma una encuesta mercadológica realizada para Unicef a principios del mes de agosto, donde el 25 % de las personas mencionan el “desinfectado de superficies u objetos” como una de las medidas de seguridad para la prevención del coronavirus o COVID-19 que realizan, mientras que solo el 14 % hace referencia a “evitar aglomeraciones” como una de sus prácticas incorporadas para evitar contagios.

Las informaciones fueron ofrecidas por la representante de Unicef, Rosa Elcarte, quien hizo un llamado a la ciudadanía a la toma de acción, ya que se percibe un incremento de personas infectadas por COVID-19 en poblaciones más jóvenes que, al inicio de la pandemia, debido posiblemente a los contagios en grandes fiestas y salidas sociales, siendo estas fuentes de infecciones importantes luego de que se aliviaran las restricciones.

“A pesar de las altas cifras de contagios, una parte de la población se ha tornado renuente a la continua aplicación de las medidas y protocolos de seguridad. Luego de la apertura económica, los aglomeramientos en espacios públicos y privados como bares, restaurantes, parques y colmados, junto al mal uso de las mascarillas y la pérdida de cuidado del distanciamiento, representan, cada vez más, mayor riesgo de contagio”, insiste la doctora Elcarte.

También, la embajadora de EE. UU., Robin S. Bernstein, enfatizó en que «el Gobierno de los Estados Unidos tiene el firme compromiso de apoyar a la República Dominicana en su lucha contra el COVID-19. Esta campaña está diseñada para crear conciencia en la juventud, y de esa manera detener la propagación del virus a más personas».

En un mensaje a la población, la embajadora Bernstein resaltó la importancia de protegerse del coronavirus siguiendo los protocolos sanitarios del uso correcto de mascarillas, evitar las aglomeraciones y mantener la distancia social. Exhortó a todos a protegerse, y de esta forma evitar que se contagien los demás miembros de la familia.

Por otro lado, el doctor Plutarco Arias, ministro de Salud afirma que persiste una alta incidencia de casos confirmados en grupos de riesgo, dentro de los cuales se destacan trabajadores de la salud, mujeres embarazadas y fallecidos con diabetes o hipertensión.

“Tenemos una labor importante por realizar todavía, pues los resultados arrojan que el 34.76% de la población de fallecidos ha tenido hipertensión como comorbilidad y el 22.30% de las muertes por diabetes como comorbilidad. No podemos detenernos, hay que continuar con el compromiso que asumimos para vencer la pandemia en nuestra nación”, aseguró Arias.

Los objetivos de la campaña son invitar a la concienciación y al desarrollo del sentido de peligro ligado al riesgo de no respetar las medidas de seguridad y prevención de contagio, así como resaltar las consecuencias letales del coronavirus para el individuo y especialmente para su entorno cercano, siendo la meta el poder lograr el reforzamiento del protocolo de salud o recordar las medidas de precaución ante la pandemia.

Al comienzo del brote, los primeros boletines del Ministerio de Salud indicaban que la mediana de edad se encontraba en 44 años, sin embargo, los últimos boletines de la Dirección de Epidemiología del MSP indican que la mediana de edad está bajando.

“La campaña debe sensibilizar y hacer que las personas tomen acción para reducir los contagios, esta situación que nos aqueja es responsabilidad de todos y no podemos bajar la guardia. El formato de comunicación tradicional ya no está siendo tan efectivo, por lo que necesitamos abordar el tema de manera realista para captar la atención del público”, indica la representante.

Elcarte afirma que “El Precio Más Alto es un llamado para que cada dominicano consciente entienda la gravedad de esta enfermedad. Cuando vivimos las consecuencias de cerca, es que nos percatamos de la realidad, y muchas veces es muy tarde para aprender la lección”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *