Gina Haspel, la primera mujer que dirigirá la CIA

Además de anunciar la dimisión de Rex Tillerson como secretario de Estado y el nombramiento de Mike Pomepo en dicho cargo, la mañana de este martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también informó que Gina Haspel, experta en operaciones encubiertas, será quien asumirá la dirección de la CIA, puesto que en el que se desempeñaba Pompeo.

Con esta decisión, Gina Haspel se convierte en la primera mujer en ocupar el mayor puesto en la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos. Previo al anuncio, ella había sido la número dos de la agencia desde hace un año, cuando el presidente Trump le asignó el puesto, con lo cual se convirtió en la primera mujer en alcanzar un lugar tan alto en la CIA.

Haspel es experta en operaciones encubiertas, se unió a la CIA desde 1985 y sirvió en puestos de todo el mundo, como la embajada estadounidense en Londres. De acuerdo con la breve biografía oficial que la CIA distribuyó cuando fue nombrada número dos, ella “tiene una amplia experiencia en servicios de ultramar y ha sido jefa de Estación en varios de sus destinos”.

En 2013 fue nombrada jefa interina del Servicio Clandestino Nacional de la CIA, pero fue reemplazada en pocas semanas debido a su intervención en interrogatorios en los que se empleó la tortura con agua.

Fue directora en Tailandia de una de las cárceles secretas creadas tras los atentados del 11-S. En esta cárcel se practicaron torturas, incluida la conocida como ‘ahogamiento simulado’, durante los interrogatorios de supuestos terroristas de Al Qaeda.

Entre los puestos que ha ocupado a lo largo de su carrera figura el de directora adjunta del Servicio Nacional Clandestino, directora adjunta del Servicio Nacional Clandestino de Inteligencia Extranjera y Acción Secreta, y jefa de Gabinete del director del Servicio Nacional Clandestino.

(Con información de El País, RT y ABC)